¡Que se CEPA!

En este espacio se intentará mostrar por dónde pretende orientarse la actividad del CEPA y dar cabida también al sentir y modo de pensar de los distintos sectores de su Comunidad Educativa ante temas que le afecten.

Echando a andar… o navegar. Diciembre 2018

“… Tiempos nuevos… tiempos salvajes…”

Así decía la canción de Ilegales. Y así parece que son estos nuevos tiempos, en los que lo que parecía inmutable de repente se desmorona y a cada afirmación del tipo “no… no puede ser…” le sucede un “quién lo iba a decir…”

Y si el adagio de San Ignacio aconsejaba aquello de “En tiempos de tribulación conviene no hacer mudanza…”, algunos en el CEPA creemos que es el momento de mudarse. Del papel a lo digital. Cambiar para adaptarse, para sobrevivir.

Obviamente no somos el Washington Post, pero creemos que una publicación de un centro educativo y en particular uno de educación de personas adultas debe buscar, como el centro en sí mismo, su oferta y actividades, la visibilidad. En primer lugar, ante sus potenciales usuarios, pero también, aprovechando las oportunidades que da el formato y sus potencialidades de difusión, ante todos los agentes e instituciones que de una manera u otra tienen que ver con esto que ha dado en llamarse últimamente aprendizaje a lo largo de la vida.

Y no sólo eso: también un espacio en el que dar cabida a otros contenidos, inquietudes y experiencias. De nuestro alumnado, de otros lugares, de otros modos de entender la vida. Salir ahí fuera parece, a pesar de lo de los tiempos salvajes del principio, no ya una opción, sino casi una necesidad.

Lo de Malatinta no pretende ser sino un guiño. Al contrario que aquella coletilla clásica (“Lo sé de buena tinta”) pretendemos mostrar que hay muchas tintas, colores, visiones y miradas y que aquí de entrada caben todas  y que ni siquiera damos por sentado que la nuestra (nuestra mirada, nuestra tinta) sea la buena. Y, a qué negarlo, nos ha podido sobre todo la sonoridad del nombre y que el dominio estaba libre.

No podremos hablar a partir de ahora, evidentemente de números o ediciones de esta publicación, pero es nuestra intención aparecer ante quienes quieran echar un vistazo dos o tres veces al año.

Las secciones serán, de momento las que pueden observar en el menú de inicio y en una de ellas, El Tintero, pretendemos tratar un tema o tópico  central con diferentes artículos y/o aportaciones. En esta primera aparición casi resultaba obligado dar cabida como eje a la realidad de la educación de personas adultas en distintos lugares y desde diferentes ópticas.

Bienvenid@s tod@s a bordo